Turismo en Liérganes

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Situado a la orilla del río Miera, Liérganes posee un conjunto arquitectónico que lo hace único y que complementa a la perfección su oferta en alojamientos, gastronomía y ocio. Destaca además la belleza de sus paisajes y la intrigante historia del Hombre Pez. Según cuenta la leyenda Francisco de la Vega, nacido en 1660, fue a Bilbao a aprender carpintería. Un día, víspera de San Juan, se fue a bañar con unos amigos en la ría y desapareció. Cinco años más tarde, en plena bahía de Cádiz unos pescadores  rescataron en sus redes un ser acuático con apariencia extraña que sólo decía la palabra ‘Liérganes’. Este hombre no hablaba apenas, su cuerpo tenía escamas y sus manos parecían aletas. Un mozo montañés que vivía allí explicó que ese lugar se encontraba en la provincia de Santander, por lo que llevaron a Francisco de vuelta a casa.
Nada mas llegar el joven se bajó de la carreta y se dirigió hacia una puerta. Llamó y de ella salió una mujer enlutada que no dudó en abrazarlo, eran madre e hijo. Francisco había sobrevivido y se había convertido en un hombre pez.
Sin embargo, a pesar de llevar una vida servicial durante otros nueve años, sin mostrar entusiasmo por nada, un día cansado de que se le practicaran exorcismos y rituales y lo miraran como a un demonio, se lanzó al río Miera y desapareció sin que se supiera nada más de él.
Esta leyenda da nombre al paseo más emblemático de Liérganes que discurre a lo largo del río.

Anuncios